Mateo 14: 25-33

Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos andando sobre el mar. Y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron, diciendo: ¡Un fantasma! Y dieron voces de miedo. Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: ¡Tened ánimo; yo soy, no temáis!

Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas. Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús. Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame!, Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste? Y cuando ellos subieron en la barca, se calmó el viento. Entonces los que estaban en la barca vinieron y le adoraron, diciendo: Verdaderamente eres Hijo de Dios.

No hay dudas que estamos viviendo tiempos difíciles, las circunstancias que han sacudido a nuestro país, y que han afectado también a nuestra iglesia, dan testimonio de ello, y ¿que podemos esperar como iglesia en estos tiempos difíciles?, Ahora que la noche de la vida se hace mas oscura.? ¡que podemos esperar? Es necesario que la iglesia este atenta y expectante, pues en estas horas estamos viviendo la cuarta vigilia de la noche, aquella que según los judíos comenzaba a las tres de la mañana y se extiende hasta las 6 de la mañana, o sea la hora más oscura de la noche.

Pero al revisar este relato de este milagro maravilloso, del cual fueron testigo los discípulos del Señor, sus seguidores mas cercanos, El tenia reservado este milagro para ellos, ya había hecho uno para las multitudes al alimentarles con apenas unos panes y unos peces, pero esta era la hora de que sus discípulos supieran quien era su maestro. mientras los discípulos estaban solos en la barca mientras cruzaban rumbo a Betsaida al otro lado del lago, Jesús se había quedado orando en el monte, Se levanto una fuerte tempestad, físicamente Jesus no estaba con ellos, seguramente los discípulos interpretaron esto como una hora aciaga, en lo profundo de la noche, en la cuarta vigilia, ocurre la demostración mas grande que los discípulos. pudieran haber vivido, vieron como Jesús hacia milagros para otros, pero en la cuarta vigilia de la noche verían, a su Maestro moverse para ellos,como dice el salmista :

Mas tú, Jehová, permanecerás para siempre, Y tu memoria de generación en generación. Te levantarás y tendrás misericordia de Sion, Porque es tiempo de tener misericordia de ella, porque el plazo ha llegado. Salmo 102: 12-13.

1.- Jesús vino a ellos andando sobre el mar. Jesús oraba y en su oración entendió que era necesario tener misericordia de los suyos de ir a ellos, de cumplir sus promesas y demostrar quién es El. Algunos todavía seguían viendo al hijo del carpintero, al galileo, a un profeta, pero no le podían ver como el Hijo de Dios, el gran Yo soy, y justamente cuando la tormenta arreciaba el vino a su rescato caminando sobre la tormenta, pisando la tormenta, esas aguas arremolinadas y peligrosas estaban bajo sus pies. Lo que estaba a punto de matar a sus amigos estaba siendo pisoteado por el pie de Jesús, que maravilla es esto, pues a veces piensa la iglesia que las tribulaciones que están a punto de hundirla terminaran por ahogarla, pero no es así, no estamos solos, Jesús pone la planta de su pie sobre tu enemigo, el se glorifica sobre tu imposibilidad, el viene andando sobre el mar..

?¡La voz de mi amado! He aquí él viene Saltando sobre los montes, Brincando sobre los collados. Cantares 2: 8

2.- Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús.?

Jesus llego ante sus discípulos y ellos se confundieron, pues la noche era oscura, el mar estaba salvaje y el viento aullaba, todos esos viejos lobos de mar lloraban como niños, tomaban cuerdas, remaban se agarraban de lo que podían, pero, la barca se hundía, pero se oyó la voz del maestro ¡Tened ánimo; yo soy, no temáis!, la respuesta de la mayoría fue de temor pero en medio de todos un hombre tubo la fe necesaria para enfrentar la situación y Pedro levanto su voz para preguntarle a Jesús si el podía hacer lo mismo que el estaba haciendo, y la respuesta de Jesús fue ven..y Pedro camino sobre las aguas, no lo hizo de día,  lo hizo a la cuarta vigilia de la noche, en medio de una gran necesidad. La iglesia comenzara a recibir el poder de Dios cuando clame por el, cuando pida al Señor, evidencias de su poder, ahora que la noche se ha hecho mas oscura, la iglesia puede seguir llorando en la barca o empezar a caminar sobre las aguas, la mano del Señor esta diciéndonos ven!, camina, ponte de pie sale de ahí, atrévete, levántate, créeme, sígueme, iglesia quizás  esta sea la hora mas oscura, pero siento en mi corazón gritarlo, esta es tu hora, es la hora del poder, de la conquista de la victoria.!!.

A veces centramos nuestra discusión en el hecho de que Pedro se hundió, pero no vemos que Pedro camino sobre el mar, que el salió de la barca y camino hacia el maestro, el punto es que si el creyó aquel enemigo que vencía su maestro el también podía vencerlo.

sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero; y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia. Efesios 2: 21-22

3.-Le adoraron, diciendo: Verdaderamente eres Hijo de Dios.

Cuando Jesús y Pedro entraron en la barca el viento fue reprendido por Jesus y se calmo,  sus discípulos le adoraron, la barca se transformo en un templo flotante, allí ocurrió una manifestación maravillosa, la persona de Jesucristo quedo revelada a sus discípulos, El maestro es el hijo de Dios..a la cuarta vigilia de la noche la gloria de Dios fue revelada a través de su hijo, allí le vieron como el que calma los vientos y las tempestades el que rescata a los suyos de las aguas.
Estas horas oscuras, traerán a la iglesia un mayor conocimiento de quien es su Señor, el antiguo Dios de Israel se volverá a manifestar, el calma los vientos y las tempestades, adoraremos su nombre en medio de la tragedia hablaremos de él, los vientos oirán el Nombre de Jesús, nuestros labios declararan quien es el Señor.

La edad presente será de tormentas para la Iglesia. Tenga en mente que los discípulos estuvieron en la tormenta, no porque desobedecieron a Cristo (como lo hizo Jonás), sino porque le obedecieron. Si obedecemos la Palabra de Dios, habrá sufrimiento y persecución, pero Cristo ora por nosotros y pronto vendrá para llevarnos al Hogar. El secreto es la fe. Las dudas y el temor siempre van juntos, y la fe y la paz también. ¡Que no seamos cristianos de «poca fe»!

Este capítulo entero, entonces, muestra el curso de esta edad. El Rey se retira y hay persecución en contra de sus siervos. Por medio de ellos Él distribuye el precioso Pan de Vida a un mundo hambriento. Sus siervos atraviesan tormentas y pruebas, pero Cristo vuelve y les da paz y los rescata del enemigo. ¡Aleluya! ¡Qué Salvador!

( 27 de Febrero del año 2010, un terremoto grado 8.8 sacudio nuestro pais, destruyendo ciudades completas, y matando muchos compatriotas. Nuestra iglesia esta a apenas 90 km del epicentro...nos golpeo muy fuerte, nuestro templo cayo..pero ningun hermano ni sus familias fueron dañados...en medio de esa terrible noche..al la cuarta vigilia de la noche vimos a Cristo ponerse de pie para defendernos..)